1448

Monumento natural de San Juan de la Peña

En la denominada depresión Intra pirenaica, al suroeste de la ciudad de Jaca, se alza la Sierra de San Juan de la Peña.

En este lugar confluyen de manera excepcional destacados valores naturales, históricos y culturales.

Aquí se encuentra el que fuera el monasterio más importante de Aragón en la Alta Edad Media. De oscuros orígenes, la tradición atribuye su fundación al accidente sufrido durante una cacería por Voto que, tras caer desde lo alto de una roca bajo la que encontró un eremitorio dedicado a San Juan Bautista, atribuyó a este santo su milagrosa salvación, instalándose allí como ermitaño.

Salvaguardado el siglo pasado de la desamortización de Mendizábal por la mediación del entonces Ingeniero de Montes responsable de la zona, la declaración de este espacio como sitio natural de interés nacional en 1920, fue una de las contribuciones fundamentales para la adecuada conservación de los valores naturales y culturales de San Juan de la peña. Los valores a los que se aludía en su defensa eran la expresión ejemplar de la más armónica conjunción del hecho cultural y el natural, y así lo expresaba el ingeniero:

“Quitad el monte al Santuario y habréis mutilado el monumento”.

Reclasificado como Monumento natural de san Juan de la peña por la Ley 6/1998 de Espacios Naturales Protegidos de Aragón de 19 de mayo de 1998.